theonlyway2.com

CHATO JUAN

Jan Carlos Soria Cusihuaman

La ciudad ofrece bruscos sonidos, el movimiento es notorio, los autos, las personas todos andan presurosos a su destino, todos pensando en el afán del medio día, pues una ciudad siempre será caótica, aun con todo siempre habrá pequeños placeres que nos ofrecerá la vida, tales como la comida. Sin duda uno de los platos más deliciosos que he probado, ha sido y siempre será el ceviche: es una mezcla un tanto rara, entre el limón, el pescado y la sal, entre otras cosas. ¿Por qué hablo de ello? porque pienso que toda herramienta en el hombre puede ser usada de la mejor manera, pues lo que hacemos puede significar bendición.

Él estaba ahí, como cada noche: preparando el pescado, cortando limones y algunas hierbas, suavemente movía el cuchillo sin afán, uno a uno partía en rodajas lo que concluiría en un conjunto de sabores increíbles, él siempre manejaba un cuchillo afilado, y no me refiero afilado a la herramienta de todo cocinero, sino a la palabra que le manifestaba, pues, cuando él abría su boca mostraba sabiduría atravesando así el alma del que escuchase sus sabias palabras, la idea de una vida perfecta, decía, es inexistente, la cuestión está en que significado le damos a lo que hacemos, cualquiera que pretenda hacer algo significativo debe hacerlo sin esperar nada a cambio, y aunque mi negocio sea para recibir dinero, hay algo más valioso que lo terreno, y es hacer que las personas se sientan bien con lo que son, recibir a todos independientemente de cómo se encuentren y darle la mano a un hermano en tiempos de necesidad. Y como cada noche también había la mañana, muy de temprano empezaba su rutina, servir el delicioso plato de ceviche a aquellos hambrientos comensales que felices esperaban, la gran mayoría de personas que recurrían al recinto eran escolares con apenas algunas monedas de propina que le daban sus padres, aun con todo, el no escatimaba el precio y acomodaba sus recursos para servirles; debo ser consciente que yo he estado en esa misma posición.

Sé que el ahora partió a la gloria y no está con nosotros, deja un gran recuerdo y enseñanza, pero él tenía un oficio por el cual la mayoría de personas que conozca el Cusco, sabrá quién es el “Chato Juan”. Si existe la posibilidad de que lo que hagas, sea de bendición para otras personas, pues hazlo, quien sabe, tal vez, un poco de ayuda para otro podría cambiar su historia, así como chato Juan ayudo en la transformación de la mía. No importa lo que hagas, sino para que lo hagas, es lo esencial y lo que realmente le da un significado a la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

¡Tú puedes ayudarnos a salvar vidas!
Este sitio web se sostiene con los aportes de personas generosas que tienen amor por la vida.

agradecemos tu donación

"Gracias por ser parte de The Only Way 2"

Abrir chat
¿Abrir chat?
Bienvenido, estoy disponible, te puedo ayudar con algo?